Apareció el fútbol sushi

Un arquero que rindió a la perfección cuando fue solicitado, una defensa sólida, un mediocampo que controló por completo el partido y una delantera arrolladora. No estamos hablando del Boca de Bianchi sino de la magnífica actuación de Magios F.C. en el amistoso del último sábado. Incluso se podría decir que el 6-0 final a favor del equipo de Palermo pudo haber sido mucho más abultado.

Desde el primer minuto el equipo magio salió a dominar la pelota y presionar en el campo rival. Apenas comenzado el encuentro empezaron a aparecer las pequeñas asociaciones que se habían mencionado en una charla días atrás. Magios F.C. siempre trató de jugar por abajo y controlar el juego, abriendo la cancha, tocando corto y apelando a los lujos sólo cuando era necesario.

Rápidamente, la pelota que se recuperaba en defensa era entregada al mediocampo, que luego de crear espacios la distribuía al desequilibrante Cubo y al incansable goleador Cucuruchi, quien sería la descollante figura del encuentro con nada menos que cinco goles.

A pesar de haber terminado el primer tiempo con una ventaja de tres goles, el equipo de Palermo fue por más y continuó jugando al buen fútbol que hace rato que se hacía esperar. Tres golazos en el segundo tiempo (dos de Oca y uno de Dani) terminaron por sellar el 6-0 final, que incluso podría haber sido mayor.

Para la anécdota (y para el gaste) queda el penal que erró Pepe y los goles que le sacaron a Cubo. Incluso el resultado pasa a ser anecdótico ante la actuación del equipo.

Los jugadores salió a jugar como pedía la gente. Salieron a jugar como saben. Salieron a jugar como Magios. Tan mal no les fue.

Formación: Pablo; Tincho, Sebas, JP, Tute; Dani, Diego, Chino, Pepe; Cubo, Oca

Goles: Oca (5), Dani

Penales: Pepe (errado) 

Cambios:

Amonestados: JP

Sede: Tortuguitas

Hora: 16.00 hs.

Anuncios